BIOBYTE No.8 Diciembre 2004

fotobiobyte

Contenido

Editorial
NoticiaBytes

NoticiaBytes Generales
Diario BioMap
Comité Directivo de BioMap

VOLVER A LISTADO DE BIOBYTE

Editorial

Datos de localidad de especies y planeación de la conservación

Es para mí un gran honor el tener la oportunidad de escribir esta editorial para BioByte. He tenido la suerte de ver a BioMap crecer desde sus raíces en el VI Congreso de Ornitología Neotropical en Monterrey, México y sobrevivir todas las dificultades científicas, tecnológicas, políticas y financieras a las que se enfrenta cualquier proyecto de este tipo. Ahora es un placer ser testigo de su éxito final. BioMap ha abierto un nuevo camino al unir la importante perspectiva histórica de los datos de los especimenes de museo con el volumen de registros visuales contemporáneos de los observadores de aves y ahora tiene el cubrimiento más exhaustivo de registros de localidades de aves colombianas que jamás se haya tenido. El principal mensaje de esta editorial será el enfatizar porqué BioMap y el enfoque de compilar datos de localidades de especies es tan importante, pero también es el de dar una alerta sobre la cantidad de grandes desafíos que le esperan adelante.

Sabemos que la biodiversidad está ante una crisis. Sabemos que las tasas de extinción de especies ahora son mil veces más grandes que lo que ha sido normal a lo largo de la historia de nuestro planeta. Sabemos que esta catástrofe tendrá consecuencias económicas, sanitarias, culturales y morales trágicas para la humanidad. También sabemos que lo que la está causando es la destrucción masiva de los hábitats naturales en combinación con la sobreexplotación directa y los efectos de especies foráneas invasivas. Sin embargo hay muchas cosas que no sabemos. Para empezar, no tenemos ni idea de la cantidad de especies que hay en el planeta, hasta el momento sólo se ha descrito una pequeña fracción de las mismas y sabemos muy poco de la ecología, distribución o estado de conservación inclusive de aquellas que sí conocemos. Y aún en los casos en que tenemos esta información, tenemos muy poca idea de cómo lograr que la conservación sea exitosa.

Ante tal ignorancia, ¿cómo podemos planear la conservación? Un atajo usado con frecuencia es el enfoque llamado “filtro grueso” en el que se usan tipos de territorio como las “ecorregiones” como objetivos de conservación, con la meta de establecer áreas protegidas que cubran cierto porcentaje (por ejemplo 10%) de cada uno. Seguidores de este enfoque alegan que estos sustitutos ambientales representan biodiversidad desconocida (aunque por definición, sin evidencia). De hecho esta aproximación es extremadamente peligrosa. Para empezar, requiere de decisiones arbitrarias tanto en el sistema de clasificación del terreno como en el porcentaje que se escoja como objetivo. Aún es más serio el hecho de que se ha demostrado que los tipos de terreno no son buenos sustitutos de las especies porque estas no se distribuyen uniformemente. Por lo tanto algunas clases de terreno requieren de esfuerzos de conservación mucho más grandes que otros. Invertir en esfuerzos de conservación en un hábitat biológicamente pobre (como los llanos) a costa de uno biodiverso (como un bosque andino) es despilfarrar, en el mejor de los casos. En el peor, podría tener el costo ocasional de la extinción.

La alternativa a esta planeación de conservación de la biodiversidad basada en sustitutos ambientales es utilizar sustitutos taxonómicos. Este es un enfoque más prometedor aunque todavía quedan numerosas dificultades. Primero que todo, es esencial restringir las evaluaciones a aquellos grupos taxonómicos en que todas las especies dentro de la región de interés puedan ser consideradas, permitiendo así comparaciones que no estén sesgadas taxonómicamente. Los sesgos geográficos son otro problema: la mayoría de muestreos de la biodiversidad se hacen a lo largo de carreteras, ríos y otras rutas de acceso. Una forma común en que este tipo de sesgo es considerado es a través de extrapolación, bien sea a través del desarrollo de un mapa de distribución de “extensión de presencia”, o a través de la construcción de modelos geográficos (como GARP) que combinan datos de distribución de especies con datos ambientales que caracterizan esa distribución. Estas aproximaciones tiene una utilidad considerable (punto al que regresaré en el último párrafo) pero están lejos de ser ideales para ser usadas en la planeación de la conservación sobre el terreno. Esto porque al ser extrapolaciones, pueden incluir positivos falsos –sitios en donde una especie aparenta estar pero de hecho no se encuentra allí. En la planeación de la conservación, los positivos falsos son muchos más graves que los negativos falsos. En el último caso, una especie siempre estará recibiendo atención en algún lugar en donde esta se presenta, mientras que en el primero, la conservación de una especie se podría enfocar en donde no se encuentra, dejando espacio para su extinción.

Esto nos trae a la importancia de los datos de localidad de especies para la planeación de la conservación. Este enfoque, por supuesto, está lleno de negativos falsos –aunque como señalé arriba, estos a pesar de ser no deseados, son aceptables. El punto importante es que todas las especies incluidas en un plan de conservación basado en datos de localidad, se conservarán en algún sitio. Otra ventaja clave al trabajar con datos de localidad es que provee unidades realistas para conservación sobre el terreno: sitios. Esta es la base para la implementación del concepto de AICA desarrollado por la comunidad de BirdLife International. En contraste, los datos extrapolados requieren de subdivisión en unidades arbitrarias (por ejemplo celdas de una cuadrícula) antes del análisis lo cual tiene poca relevancia para la conservación en el terreno.

¿Cuáles son las lecciones que podemos aprender de la experiencia de BioMap? Una es el costo del proyecto, el cual fue de más o menos US$120.000 por año durante tres años, lo cual equivale aproximadamente a US$200 por especie. Esto es un promedio que no refleja la gran variación existente entre el número de especimenes y observaciones por especie. Una forma de ahorrar podría ser considerando sólo las especies más raras –por ejemplo, aquellas amenazadas o de rango restringido. Aquellas especies que no requieren conservación a la escala local generalmente son comunes y de amplia distribución y por lo tanto, constituyen una porción desproporcionada de cualquier conjunto de datos de una localidad. Otra lección importante de BioMap es la importancia del trabajo con índices geográficos (gazetteers) actualizados y de hacer la georreferenciación de todos los datos en el sitio fuente.

Empecé esta editorial mencionando los grandes desafíos que quedan por delante. El primero y más inmediato, claramente, es terminar el trabajo de revisión para asegurar la calidad de los datos de BioMap; luego los datos deben diseminarse ampliamente a través de su publicación (electrónica?). A partir de ese momento es necesario continuar en diferentes direcciones. Una es utilizar los datos en investigaciones y crear su credibilidad a través de publicación en literatura arbitrada. Una segunda es llenar los vacíos de colecta en Colombia. La entrada de nuevos datos de campo debería estar guiada estratégicamente por el desarrollo de el tipo de modelos de extrapolación mencionados anteriormente. De manera más amplia, sería muy beneficioso expandir BioMap de manera que incorpore otros taxones (anfibios, de acuerdo al reciente lanzamiento de la Evaluación Global de Anfibios -Global Amphibian Assessment, www.globalamphibians.org, parecería ser como un buen sitio para comenzar, seguido de mamíferos) y otros países (el resto de los países andinos serían un punto obvio de inicio). Y tal vez lo más importante de todo es que la enorme tarea de implementar un programa ambicioso de conservación necesario para cuidar todas las AICA señaladas por BioMap, queda ahora en manos de las agencias conservacionistas. El trabajo excepcional de la Fundación ProAves es un modelo en este sentido. Finalmente, la contribución a más largo plazo de BioMap estará en la organización y estímulo del flujo de datos de monitoreo, esenciales para hacer seguimiento al estado de la biodiversidad, informar sobre el éxito de esfuerzos de conservación y asegurar el sostenimiento de BioMap mismo.

Thomas Brooks, t.brooks@conservation.org

Miembro del Comité Directivo BioMap
Centro para las Ciencias Aplicadas de la Biodiversidad
Conservation International

ARRIBA

NOTICIABYTES

Junio–Agosto 2004. Revisión detallada de los datos sistematizados en la base de datos de BioMap.
Junio–Agosto 2004. Revisión de base de datos de Los Angeles County Museum.
Junio–Nov 2004. Revisión y georreferenciación de localidades de BioMap.
Julio 2004. Finalización de la revisión y curatoría de los 26357 registros del Museo Americano de Historia Natural
Julio 2004. Visita de Alvaro Espinel a Colombia, taller de entrenamiento de la base de datos.
Julio 2004. Sistematización de 109 registros de la colección del Parque Nacional Natural Gorgona.
Julio–Sept 2004. Participación de BioMap en varias reuniones de implementación del “Plan de calidad de CI”.

image003 (1)

Julio–Octubre 2004. Planeación y organización de taller: “Uso de colecciones científicas como base para análisis del estado de la investigación y conservación de aves en Colombia”
Julio–Sept 2004. Convocatoria de becas BioMap para participar en taller “Uso de colecciones científicas como base para análisis del estado de la investigación y conservación de aves en Colombia”, I Congreso de Ornitología Colombiana (ICOC) y XVII Encuentro Nacional de Ornitología (XVII ENO).
Agosto 2004. Recepción e incorporación de 244 datos de la estación Biológica La Planada, ahora en la U. de Nariño

image005

Agosto–Sept 2004. Corrección de la tabla de taxonomía de la base de datos Darwin.
Sept 2004. Reunión de comité directivo de BioMap en el ICN, U. Nacional, sede Bogotá.
Sept – Octubre 2004. Sistematización de 28,399 datos del Museo Nacional de Historia Natural de los EEUU.
Oct–Nov de 2004. BioMap participación en curso de Access.
Octubre 2004. Taller BioMap-IAvH en ICOC y XVII ENO. Presentación de 6 charlas de BioMap.
Nov 2004 Preparación de informe final para Iniciativa Darwin.

ARRIBA

NOTICIABYTES GENERALES

Noticias de Colombia
Este período ha sido de revisión, corrección y georreferenciación en el trabajo de BioMap. Se hizo un seguimiento detallado de cada colección comparando datos originales con datos en la base Darwin, corrigiendo inconsistencias y errores en taxonomía, fechas, notas, colectores y localidades principalmente.

Se hizo una fuerte labor de unificación y corrección de localidades, además de todo el equipo BioMap colaboraron con esta labor Ana Milena Piñeros y Angélica Pérez agregando municipios, departamentos, calificación de cada dato según su precisión y corrigiendo errores en estos datos. También se realizó una homogeneización de nombres de localidades con lo cual se logró reducir el número de localidades diferentes a cerca de 4800. Se encontraron coordenadas para el 85% de ellas y se sigue trabajando en esta georreferenciación.

Adiciones a la base de datos. En este período se agregaron 244 registros de La Planada enviados por Jhon Jairo Calderón de la Universidad de Nariño, cerca de 109 de la colección de Gorgona. La colección de La Planada está en buen estado y ahora está alojada en la U. de Nariño. Tiene datos de localidad, colector, sexo y fecha bastante completos pero pocos adicionales. La mayoría de las colectas fueron realizadas por Jorge Orejuela y Guillermo Cantillo y personal de la reserva. Esta compuesta principalmente por aves pequeñas incluyendo colibríes, tangaras y tiránidos. En Gorgona la colección está deteriorada por las condiciones de humedad y calor del sitio; tiene especimenes desde 1986, la mayoría de 1991, en su mayor parte de aves acuáticas. Agradecemos la colaboración de la directora del parque, Claudia Acevedo, el biólogo Luis Chasqui y Gary Stiles su colaboración.

Se han recibido varias solicitudes de personas y proyectos para usar datos de la base de datos Darwin lo cual evidencia la utilidad y pertinencia de los datos. Esperamos que pronto termine la labor de curatoría para poder compartir, de acuerdo con los miembros de la alianza, estos valiosos datos.

Andrea Morales participó en el Curso de MS Access ofrecido en CI para representantes de todos los proyectos en curso. El curso tuvo 40 horas de duración entre el 19 de octubre al 10 de Noviembre.

El contrato de Loreta Rosselli como coordinadora nacional del BioMap finalizó el 15 de noviembre de 2004. Loreta agradece a todas las personas que le colaboraron durante su participación en esta grandiosa iniciativa.

Taller “Uso de colecciones científicas como base para análisis del estado de la investigación y conservación de aves en Colombia”

Antecedentes
El taller estaba contemplado desde el inicio del BioMap como parte de los productos para la Iniciativa Darwin y se inició su planeación desde hace comienzos del año 2004. Se consideró que un escenario ideal para la realización del taller sería el I Congreso de Ornitología Colombiana (ICOC) o el XVII Encuentro Nacional de Ornitología (ENO) en donde se congregaría buena parte de la comunidad de ornitólogos del país. El aporte significativo del BioMap en forma de becas para apoyar asistencia, se decidió hacer el taller en dos partes una en el Congreso y otra en el taller para apoyar igualmente las dos reuniones.

Becas BioMap para apoyar asistencia al Taller
El 20 de julio de 2004 se lanzó la convocatoria para las becas dirigidas cualquier persona, estudiante o profesional que tuviera interés en asistir al ICOC y el XVII ENO y que de preferencia pensara presentar una ponencia oral o escrita. El monto de las becas: $250.000 repartidos en $125.000 para pagar la mitad de la inscripción al ICOC y $125.000 para pagar la mitad de la inscripción al ENO. Se esperaba que los becarios tuvieran la intención de asistir a los dos eventos y de participar en las dos secciones del Taller. Se dio prioridad a las personas que tenían alguna ponencia en el ICOC. Con este medio se apoyó la participación de 24 personas al ICOC y ENO.

image006

Contenido del Taller

Objetivo general:
“Establecimiento de un plan de acción para investigación y conservación de aves de Colombia”

Día 1. “Investigación a partir de colecciones”
Objetivo: Informar sobre el estado de las colecciones de aves colombianas en el país en cuanto a su estado actual, vacíos de información y usos de criterios de selección de sitios de colección, con el fin de llamar la atención sobre las áreas que requieren un mayor esfuerzo de investigación.

Actividades del viernes 15 de octubre (14:00 – 18:00 hrs).

Charlas (resúmenes en www.biomap.net/noticias.htm):
1. Introducción y presentación de la mecánica del taller, Loreta Rosselli
2. Actividades del BioMap, Loreta Rosselli
3. La base de datos BioMap, Juan Carlos Rodríguez
4. Herramientas disponibles para la investigación relacionada con colecciones y muestreos de aves” (Colecciones, literatura, observaciones), María Angela Echeverry
5. Criterios para la selección de áreas de trabajo en colecciones, Ana María Umaña
6. Diagnóstico de colecciones de aves colombianas” a. Físico (problemática, condiciones), b. Fechas y localidades (énfasis en vacíos), c. Usos. Diana Arzuza
7. Riqueza de especies de aves en Colombia: controles medioambientales y conservación” y otros ejemplos de usos de colecciones. Juan Carlos Verhelst.
8. Presentación de temas para las mesas de trabajo. Sergio Córdoba.
9. Trabajo en 4 mesas
10. Presentación de resultados por mesa
11. Conclusiones

Día 2. “Aves Colombianas ¿Dónde conservar?”
Objetivo: Identificar los vacíos de conservación de las aves en las diferentes áreas de la geografía Colombiana con base en la información contenida en las colecciones.

Actividades del sábado 16 de octubre (16:00-19:00)

Charlas (resúmenes en www.biomap.net/noticias.htm):
1. Introducción y presentación de la mecánica del taller. Loreta Rosselli
2. Criterios, objetos y metodología de conservación. Sergio Córdoba/Claudia Múnera
3. Ejemplo de aplicación de criterios “AICAS del Valle del Cauca”. Gustavo Bravo
4. Estudio de caso: BioMap Información sobre aves amenazadas y endémicas. Andrea Morales
5. Análisis de omisiones y prioridades de conservación de los loros amenazados de Colombia. Jorge Velásquez
6. Presentación de temas para las mesas de trabajo. Loreta Rosselli
7. Trabajo en 4 mesas
8. Presentación de resultados por mesa
9. Conclusiones

image008

Las mesas de trabajo durante los dos días fueron: Cordillera Occidental, Chocó biogeográfico e islas del Pacífico, Región Caribe e islas del caribe, Cordillera Central y Valles del Magdalena y Cauca, Cordillera Oriental, orinoquia y amazonia. El trabajo de las mesas se concentró en la identificación de sitios prioritarios para investigación y conservación de las aves en cada región así como los recursos y necesidades sobresalientes en cada una. La información se consignó en formatos previamente diseñados. Las mesas contaron con computadores portátiles para llenar los formularios, mapas varios con localidades e intensidad de colecta de diferentes grupos de especies provistos por BioMap. También se repartieron cuadernillos con el programa, copias de las presentaciones, listados de museos y entidades ambientales de interés, Libros Rojos de Aves de Colombia, manuales CITES y manuales metodológicos de muestreos del GEMA publicados por el IAvH.

Resultados

El taller contó con la entusiasta participación de por lo menos 55 personas de 23 entidades de diferentes partes del país. Se identificaron 136 sitios prioritarios para investigación y conservación (45 en la Cordillera Central y valles de los ríos Cauca y Magdalena, 26 en la Cordillera Occidental Chocó biogeográfico e Islas del Pacífico, 40 de la Cordillera Oriental orinoquia y amazonia y 27 de la Costa Atlántica).

Costa Atlántica
En la costa la importancia de los sitios radica en los grandes humedales y la intensa transformación de la región y en general hay buen acceso a los sitios. Se identificaron como entidades claves las universidades (Jorge Tadeo Lozano. U. del Atlántico, etc.), asociaciones (Orniat, Fosin, Grupos de la Universidades), corporaciones autónomas regionales, la unidad de parques (Salamanca, Tayrona, Corales del Rosario, Providencia, Macuira, Flamencos, Mono Hernández (entre Sucre y Córdoba), Cienaga Grande., Sierra Nevada, Los Colorados), grupos ecológicos, INVEMAR, gobernaciones y alcaldías. Se consideran posibles medidas de conservación las AICA, resguardos indígenas, 10 parques nacionales, Ramsar, reservas de la sociedad civil, conservación ex situ, llenar los vacíos de información con conservación, legislación que protege los manglares y regula la extracción de mangle CONIF, la información biogeográficos de BioColombia, programas grandes de investigación, educación ambiental.

Se consideran como necesidades principales: bibliografía, rescatar los estudios de impacto ambiental realizados en la región y evaluar su confiabilidad, producir y rescatar las tesis de grado en las universidades, buscar y rescatar mapas hechos por Marta Fandiño de la U. Javeriana, educación ambiental, financiación y seguridad para investigadores.

Se consideró que el medio para canalizar ayuda de la manera más efectiva podría ser a través de proyectos y crear alianzas. Proyectos prioritarios son aquellos integrales, de caracterización, multidisciplinarios, sanitarios (migratorias como posibles trasmisoras de virus). Otra estrategia considerada es la vinculación de investigadores de afuera a proyectos en Colombia.

Cordillera Occidental y región pacífica

En la cordillera occidental, región e islas del Pacífico sobresale la falta de información de esta zona con alto grado de endemismo y la dificultad en acceso a los sitios. La información existente ha sido producida principalmente por organizaciones no gubernamentales junto con esfuerzos de las universidades y corporaciones. Entre las entidades y recursos claves se identificaron a las Universidades del Valle, Nariño, y Cauca, la CVC, Parques Nacionales, el Instituto de Investigación del Pacífico y ONGs como WWF, ProAves, y Calidris. Se consideran posibles fuentes de financiación e información proyectos como BioPacífico y el corredor Chocó Manabi de Conservación Internacional.

image010

Cordillera Central y valles del Cauca y Magdalena
En la cordillera central y valles del Cauca y Magdalena llama la atención la gran cantidad de especies amenazadas y de rango restringido. En esta región la Universidad de Antioquia, CorAntioquia y ProAves han jugado un papel importante en investigación y conservación.

Cordillera Oriental, Orinoquia y Amazonia
En la región oriental del país hay problemas variados. En la Cordillera Oriental la mayor preocupación está alrededor de las especies amenazadas y endémicas de la parte alta del norte mientras que en la amazonia y orinoquia el problema es la falta de información y dificultad de acceso. Se consideró que sería útil preparar una lista de las organizaciones que apoyan en la zona y de entidades financiadoras. En la orinoquia se nombró a Corporinoquia como entidad clave y los proyectos GEF Andes, y Proyecto Orinoquia como oportunidades de financiación. En la Amazonia se identificaron las corporaciones, los parques amazónicos y universidades como Unitropica. En general se considera que la información es muy poca y en su mayor parte se restringe a registros visuales, falta investigación.

Se considera que las principales necesidades de apoyo en la región están relacionadas con graves problemas de seguridad y orden público y financiación. En cuanto a financiación las entidades potenciales, dependiendo de cada proyecto, son las corporaciones, el Fondo para la Acción Ambiental, Conservación Internacional y entidades Holandesas. Una posibilidad sería usar las instalaciones para investigación que estén abandonas y montar estaciones científicas. También es importante poder acceder a la información de colecciones centralizadas ya que no hay colecciones en la amazonia, por ejemplo. En particular el Guainía es una región en donde hay muy poca información.

Se plantea que los mejores medios para canalizar ayuda de la manera más efectiva serían a través de alianzas entre entidades (instituciones, ayudaría a financiar proyectos). Es posible que un grupo de gran ayuda para posible financiamiento sea el antiguo tratado de cooperación amazónica que gestionará (OTC) recursos con el GEF. Para realizar investigaciones y trabajos de conservación de manera efectiva es importante la presentación del equipo previo a la investigación y socializar la investigación. En ciertas regiones es necesario concertar con grupos indígenas para trabajos de investigación.

En todo el país, la escasa información existente sobre la mayoría de sitios se encuentra más que todo en documentos inéditos de las corporaciones autónomas regionales. En todas las regiones se identifican como recursos importantes para realizar investigación y conservación en la zona las diferentes universidades, las corporaciones autónomas regionales y las organizaciones no gubernamentales. Los problemas de orden público se presentan en todas las regiones del país.

Discusión
Ninguna de las mesas pudo terminar de llenar todas las casillas y la plenaria sugirió que se circularan los formularios de cada mesa entre los integrantes de la misma para poder conseguir información adicional sobre publicaciones, investigaciones, sitios de interés, etc. Se propuso como fecha límite para consecución de nueva información el 15 de noviembre. Después de esta fecha la información se pondría disponible en la página de la Red Nacional de Observadores de Aves para que pudiera ser utilizada o complementada por un grupo más amplio de personas y entidades en el futuro.

image012

Primeros pasos para un Plan de Acción en Conservación y Investigacion de Aves
Se hizo una reflexión sobre la importancia de evaluar en qué va la Estrategia Nacional para la Conservación de las Aves, publicada en el 2001 con base en el trabajo mancomunado de los ornitólogos colombianos durante varios años. Desde su publicación la estrategia no ha sido evaluada y en la mayoría de casos no está siendo utilizada como una guía para dirigir acciones de conservación de las aves en Colombia.

Se comenta que para tener éxito en la iniciativa se deben responder preguntas concretas, identificar responsables e idealmente tener enlaces con otras iniciativas para tener un efecto mayor, que incluya tiempo institucional para comprometer directamente a las instituciones ya que es una labor que puede requerir bastante tiempo.

Discusión sobre colecta científica
Durante las sesiones de charlas se dio una discusión sobre la importancia y necesidad de colectar, la cual fue ilustrada con una breve charla de Gary Stiles al respecto en la que hacía énfasis en los usos de los especimenes y el poco impacto poblacional que podía implicar la colección en comparación a otras fuentes de mortandad naturales y artificiales a pesar de los cuidados que hay que tener cuando se trata de especies seriamente amenazadas. Rebeca Franke de Parques Nacionales opinaba que era riesgoso el mensaje que se estaba dando con el taller de resaltar los sitios con vacíos como sitios en los que se debería ir a hacer colecta, sin objetivos cuidadosos y específicos. Otras personas opinaban que es importante hacer colecta aún sin objetivos específicos ya que es imposible predecir lo que va a pasar en el futuro con el hábitat o los usos aún no sospechados que pueden tener los especimenes. Algunos colectores comentaron que requerían de argumentos y literatura de soporte para justificar colectas a lo cual se sugirió la lectura ¿Por qué debemos seguir coleccionando especimenes de aves? de Gary Stiles que apareció en el BioByte No. 3. Gary además se ofreció para dar más referencias a quien lo solicite.

Noticias de Norte América

A comienzos de agosto la colaboradora voluntaria Sylvia Heredia (bióloga colombiana) terminó de revisar la base de datos de Los Angeles County Museum (LACM). En Berkeley Juan Luis Parra nos prestó su amable colaboración en la corroboración de algunos datos de la colección sistematizados.

Alvaro Espinel se retiró de CI a finales de octubre de 2004. Agradecemos enormemente a Alvaro todo su apoyo y entusiasmo a lo largo de todas las fases del proyecto. Alvaro continúa colaborando con sus ideas y trabajo en la fase final de BioMap.

image015

Noticias de Europa

Los becarios Darwin, Clara Isabel Bohórquez y Juan Carlos Verhelst, culminaron con éxito la maestría en “Modelación, Monitoreo y Manejo del Medio Ambiente” en el King’s College (Universidad de Londres) en Inglaterra con las tesis “Setting conservation priorities in Colombian Andean forests: problems and solutions to the geographical analysis” y “Bird species richness in Colombia: environmental controls and conservation” respectivamente. La maestría tuvo una duración de un año, el primer semestre de clases entre septiembre 2002 y enero de 2003, y el segundo semestre de clases entre enero y mayo 2004 y la elaboración de la disertación de tesis entre mayo y septiembre de 2004.

Otras Noticias

La familia BioMap sigue creciendo! Damos la bienvenida a William Salaman, hijo de Paul y Sara quien llegó a este mundo el 26 de octubre. Felicitaciones!

image017

Agradecimientos

El equipo BioMap agradece de manera muy especial a todos los directores, curadores y auxiliares de las colecciones visitadas así como a las directivas de las diferentes instituciones por su maravillosa colaboración y hospitalidad. Muchas personas e instituciones nos apoyaron también con el alojamiento en las diferentes ciudades. El constante apoyo del personal administrativo en CI y el ICN de la Universidad Nacional de Colombia ha sido clave a lo largo de todo el proceso. A todos muchas gracias! A todos muchas gracias!

ARRIBA

DIARIO BIOMAP

Entre las actividades para realizar en los próximos meses están:
• Seguir avanzando con la georreferenciación de localidades.
• Continuar con la revisión y edición de los registros
• Realizar el análisis de la información
• Finalizar acuerdos y publicar base Darwin
• Finalizar y entregar el informe final del proyecto

image008

ARRIBA

COMITÉ DIRECTIVO DE BIOMAP

Gary Stiles – Instituto de Ciencias Naturales, Universidad Nacional de Colombia.

Jose Vicente Rodriguez – Conservación Internacional – Colombia

Robert Prys-Jones – Museo de Historia Natural, Inglaterra

Thomas Brooks – Conservation International–Center for Applied Biodiversity Science, Estados Unidos.

image007

ARRIBA

VOLVER A LISTADO DE BIOBYTE